El tiro con arco aporta importantes beneficios para el cuidado y mejora de nuestra salud. Lo pueden practicar niños y niñas desde temprana edad, hombres, mujeres, y personas mayores.

  • Mejora la postura corporal
  • Aumenta la propiosepción
  • Fortalece y tonifica la parte superior del cuerpo
  • Mejora la coordinación y la motricidad fina
  • Mejora la vista y la capacidad de focalizar
  • Trabaja la respiración abdominal
  • Desarrolla la concentración
  • Aumenta la confianza y el temple
  • Descarga tensiones
  • Disminuye el nivel de stress


  • El tiro con arco se utiliza para rehabilitar personas con condiciones cardíacas, y convalecientes con debilidad corporal, que deben recuperarse paso a paso.

    Tirar con arco ayuda a personas con baja coordinación motriz a mejorar la tonicidad muscular y la ejecución de movimientos finos.

    Existen campeones olímpicos no videntes, campeones amputados, practicantes con síndrome de down, asperger, retrasos madurativos, personas con diversas condiciones que han visto mejorada su salud y calidad de vida gracias a la arquería.

    Además de ser una practica saludable, es una práctica que integra socialmente las diversidades de edad, género y condición.